Gonzales se compró una oficina

Ilustración_sin_título

Esta es la historia de Gonzales.

El buen Gonzales, con mucho esfuerzo y con un crédito en el sistema financiero, compró una oficina en gris estupendamente ubicada en la zona financiera de la ciudad.

Gonzales es el accionista prinicipal y gerente de Gonzales S.A.C. Corredores de Seguros.

Al recibir Gonzales la llave de la nueva propiedad, lo primero que hizo fue visitar la flamante adquisición con su familia.

La oficina de Gonzales queda en el quinto piso de un edificio de 14 plantas más sótanos de estacionamiento.

Al abrir la puerta de vidrio templado, notó que estaba desnivelada, pero como abría y cerraba sin mayor dificultad, no le dio importancia al tema. (1)

Cuando cruzó el umbral tropezó y casi se cae, porque entre el piso del hall de ascensores y el contrapiso de su oficina habia 5cm de diferencia. (2)

Gonzales respiró aliviado por no haberse caído y entró.

Recorrió la oficina y pensó “este feo piso de cemento lo voy a cubrir con un fino porcelanato brillante que refleje la luz y que sea de fácil limpieza”. (3)

Se acercó al muro cortina y, contemplando desde lo alto la ciudad, se dijo a sí mismo “en esta parte pondré mi oficina y mi directorio”.

Subyugado por el panorama, no se percató de manchas de cemento en el perfil de aluminio del gran ventanal ni notó que otro perfil estaba desnivelado y suelto. (4)

Mientras se entretenía con la vista, Gonzales sintió calor al estar junto a la ventana y dijo a su mujer: “Negrita, menos mal que tengo un amigo que vende equipos baratos de aire acondicionado y con un par de aparatos decorativos matamos el calor.” (5)

Cuando recorría la oficina vio columnas en el medio de ésta y pensó “qué edificio más resistente me he conseguido porque estas columnas soportan cualquier sismo”. (6)

Continuando con el paseo, Gonzalito, el hijo de Gonzales preguntó a su padre: “Papi, ¿para que sirve esta cajita plástica que está en la pared?”

Gonzales vio la cajita y le dijo al niño que ese era el tablero eléctrico “igual al que tenemos en la casa”. (7)

Siguiendo con la visita, Gonzales se acercó a los baños y notó que no había interruptores ni sockets y anotó “comprar en Surquillo dos sockets y dos interruptores”. (8)

Contentos y orgullosos con el recorrido por su nueva propiedad, Gonzales y familia bajaron a la primera planta y se encontraron con el ingeniero a cargo del edificio.

Gonzales, muy entusiasmado preguntó a este profesional si ya podía comenzar la implementación de su oficina, respondiéndole el ingeniero afirmativamente.

Esta persona le dijo que le “prestarían luz” para que pudiera hacer los trabajos de habilitación. (9)

González se fue muy contento con esta noticia imaginándose ya sentado en su nueva oficina.

Sin embargo, el pobre Gonzales no se percató de lo siguiente:

  • Al estar desnivelada la puerta principal, el sistema de control de acceso no funcionará correctamente por lo que tendrá que presentar un reclamo a la constructora. (1)
  • Al haber 5cm de diferencia entre el piso del hall de ascensores y el de su oficina, tendrá que vaciar un contrapiso antes de colocar el porcelanato. (2) y (3)
  • Antes de empezar la implementación tendrá que pedir que le cambien el perfil de aluminio quemado por el cemento y que ajusten el que estaba desnivelado, o sea otro reclamo a la constructora. (4)
  • Al no contar el edificio con un sistema de aire acondicionado centralizado de agua helada (chiller), la instalación de equipos decorativos le costará un ojo de la cara porque tendrá que tender tuberías desde el piso 5 hasta la azotea del edificio, en donde colocará las unidades condensadoras. (5)
  • Existiendo columnas en medio la oficina, Gonzales podrá tener inconvenientes para optimizar el espacio cuando se diseñe la distribución de estaciones de trabajo. (6)
  • El tablero eléctrico proporcionado por la constructora (la cajita plástica que vio Gonzalito) es un tablero para uso doméstico, en consecuencia Gonzales tendrá que contemplar en su presupuesto de implementación un tablero eléctrico general compatible con la exigencia de su proyecto. (7)
  • Para los baños, Gonzales no solamente tendrá que comprar interruptores y sockets, sino que primero tendrá que realizar el cableado de esos puntos. (8)
  • Cuando a Gonzales le dijeron que “le prestarían luz” debió preocuparse, pues eso significaba que le estaban entregando la oficina incompleta, sin un servicio principal como el de energía eléctrica. Al carecer de electricidad las oficina, la mudanza de Gonzales estará sujeta a que la empresa que suministra energía a la zona, haya concluido las instalaciones para ese edificio (subestación, medidores independientes, etc.). (9)

Como si lo mencionado fuera poco, Gonzales no le preguntó al ingeniero si el edificio ya había cumplido con lo normado por el Instituto de Defensa Civil y si tenía los documentos pertinentes en regla.

Si Gonzales hubiera pensado en esto, habría sabido que el edificio tenía que levantar observaciones, que este trámite podría tomar dos meses y que era posible que Gonzales no pudiera ocupar formalmente su oficina todavía, porque sin los papeles del edificio en orden Gonzales no empezaría sus trámites ante INDECI y el municipio.

Ojalá Gonzales hubiera buscado a alguien que lo asesore en la compra de su oficina …

 

 

 

http://www.contractors.pe

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s